Miembro Login
es
Donar
Donar
Conectando Comunidades Indígenas Thumbnail
‹ Atrás
Acceso 22 septiembre 2017

Conectando Comunidades Indígenas

Mark Buell
Por Mark BuellChief Regional Bureau Director, North America

El acceso a Internet es a menudo un desafío asociado a los países en desarrollo. Pero si bien muchos de nosotros en América del Norte tienen el privilegio tenemos acceso a él en cualquier momento, todavía hay una gran barrera en el camino por el éxito por parte de muchas comunidades rurales y remotas en Canadá y los EE.UU.

Según el informe de progreso de la banda ancha de 2016, el 10% de los estadounidenses no tienen acceso a la banda ancha. El contraste es aún más sorprendente cuando se mira el acceso a Internet en las zonas rurales, con el 39 por ciento sin acceso a banda ancha de 25 / 4Mbps, en comparación con el 4 por ciento en las zonas urbanas. Muchas comunidades rurales y remotas canadienses se enfrentan a problemas de acceso similares. En diciembre de 2016, la Comisión de Radio y Televisión de Canadá (CRTC) estableció los objetivos de los proveedores de servicios de Internet (ISPs) para ofrecer a los clientes en todas partes del país banda ancha a 50 / 10Mbps con la opción de datos ilimitados. La CRTC estima que dos millones de hogares, o aproximadamente el 18% de los canadienses, no tienen acceso a esas velocidades o datos. Vamos a concentrarnos por un minuto sobre estas cifras. Hoy en 2017, millones de personas en América del Norte todavía no tienen acceso a Internet de banda ancha.

Es aún más difícil de aceptar cuando nos damos cuenta de cuàn es desproporcionado es este hecho como está estafectando y gravemente a las comunidades indígenas, muchas de las cuales se encuentran en lugares rurales y remotos en Norteamérica. El acceso a Internet en estas comunidades representa cada vez más un salvavidas para la salud, la educación y el desarrollo económico. Para muchos, es un vínculo vital con el mundo y significa la diferencia entre ser remoto y aislado. Cuando pensamos en el futuro de Internet, seguramente no podemos avanzar de manera significativa mientras millones de personas se quedan atrás.

¿El reto? Se necesita una enorme inversión en infraestructura.

Los norteamericanos ya pagan más en el mundo por el acceso a la banda ancha, y no es el más rápido. De acuerdo con FCC, la mitad de los hogares estadounidenses sólo tienen dos opciones para los proveedores de servicios de Internet para la banda ancha básica. Para velocidades más rápidas, la mayoría de los hogares sólo tienen una opción. Varias ciudades han optado por crear sus propios servicios de banda ancha municipales para competir con los proveedores más grandes. Los mercados rurales, sin embargo, se enfrentan a un desafío mayor por los altísimos costos masivos de entrada para los ISPs debido a las bajas densidades de población. Las empresas a menudo tienen que poner su propia fibra o cable para proporcionar el acceso al Internet.

En el Norte canadiense, la entrega de servicios de alta velocidad a comunidades indígenas remotas que abarcan una vasta extensión geográfica es extremadamente costosa y difícil. Los residentes pagan altos costos por velocidades lentas que a menudo sólo permiten hacen que simplemente abrir un archivo de correo electrónico sea asperadamente difícil. Me recuerda un mensaje de Facebook de un amigo que vive en Nunavut: “Cuando su internet es tan lento que busca un número de teléfono, pero tiene tiempo para encontrar una guía telefónica y obtiene el número deseado antes de que Google produzca un resultado”.

A medida que crece cada vez más nuestra dependencia de Internet por los servicios que resultan vitales para una comunidad sostenible, es más importante que nunca asegurarse de que todos podamos alcanzar a la misma velocidad. La Internet Society está comprometida con un Internet para todos, en todas partes. Imaginamos un mundo en el que todos puedan acceder y ayudar a desarrollar un Internet sin barreras y conectado, que genere oportunidades y progreso para todos. Es por eso que estamos realizando uno de nuestros esfuerzos más importantes aún para asegurarnos de que Internet sea inclusivo para todos en Norteamérica.

La Cumbre de Conectividad Indígena (ICS por sus siglas en inglés) del 8 al 9 de noviembre de 2017 en Santa Fe, Nuevo México será un evento único centrado en conectar a las comunidades indígenas con Internet. Con una serie de dos días de paneles y presentaciones que se extenderán en un lapso de dos días, ayudaremos a encontrar soluciones para asegurar que las comunidades nativas de Alaska, las de los amerindios, los Primeras Naciones y métis, tengan acceso a Internet de forma economica, de alta calidad y sostenible. Los días educativos previos a la Cumbre, brindaran una oportunidad para que los miembros de la comunidad indígena compartan y aprendan sobre el despliegue de redes comunitarias sostenibles y la navegación en complejos entornos políticos complejos en Canadá y los Estados Unidos.

No estamos empezando desde cero. Hay muchas historias de éxito increíble de las redes de comunidades indígenas en Norteamérica y en todo el mundo. El ICS mostrará a estos innovadores para inspirar estrategias y soluciones con el fin de ayudar a que todas las comunidades a la velocidad. Al igual que se realizaron muchos esfuerzos para dar forma a Internet en lo que es hoy en día necesitará un esfuerzo de la comunidad para asegurarse de que funciona para todos. Sabemos que hay muchas personas con ideas acerca de cómo conectar a las comunidades indígenas, y muchas más que pueden ayudar a llevar a cabo estas soluciones con buenos resultados.

Eso es lo que esperamos lograr en la Cumbre de Conectividad Indígena. Reunimos a más de 200 gerentes / operadores de redes comunitarias, proveedores de servicios de Internet de propiedad indígena, miembros comunitarios, investigadores, responsables de políticas y líderes indígenas para discutir lo que significa el acceso a Internet para las comunidades y cómo hacer que funcione para todos. Gracias al acceso abierto, libre de permisos ambientales que nos ofrece Internet, ya hemos demostrado que podemos lograr grandes cosas cuando trabajamos juntos. Es hora de intensificar nuestros esfuerzos. De lo contrario, muchas comunidades indígenas se quedarán atrapadas en un juego continuo de recuperación a medida que la tecnología siga continúe evolucionando más allá de sus medios de infraestructura.

Si tiene ideas de cómo hacer que Internet sea más accesible para las comunidades indígenas, queremos ecucharlo. La inscripción se abrirá pronto para la Cumbre de Conectividad Indígena. ¡Esperamos contar con su amable presencia!

La Cumbre de Conectividad Indígena es una iniciativa de la Sociedad de Internet, Internet Society New Mexico Chapter, Instituto 1st-Mile y la Red de Aprendizaje Comunitario.

 

 

 

‹ Atrás
Únase a la conversación con miembros de Internet Society alrededor del mundo